Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Noviembre 2019
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario


Los ojos de Andreu, Alejandro Pedregosa

Ir abajo

Los ojos de Andreu, Alejandro Pedregosa Empty Los ojos de Andreu, Alejandro Pedregosa

Mensaje  Maia el Dom Ago 25, 2013 4:58 pm

Los ojos de Andreu, Alejandro Pedregosa OsqhJpa

Los ojos de Andreu, Alejandro Pedregosa


Me gustan los críos, a pesar de lo cual nunca he tenido hijos. Quizá porque empecé muy temprano en esta profesión, quizá porque no encontré la mujer adecuada. No lo sé. La cuestión es que me derrumbo cuando a mi lado aparece alguna de esas criaturillas de mirada preclara y vocabulario a medio hacer. Se me apagan las fuerzas y toda sombra de maldad se disipa como el azucarillo en el café caliente. Yo nunca mato cuando hay niños delante.

Ayer tenía un encargo. Debía eliminar a un hombre que regentaba un bar cerca de la plaza de Joanic. Ignoraba las razones de mi pagador para asesinar a aquel tipo, pero podía sospecharlas. Después de veinte años en el negocio uno aprende a conocer los motivos que llevan al crimen. Básicamente son dos: los pobres matan por dinero, los ricos por poder.

Quizá a ustedes les parezca que dinero y poder son la misma cosa. Se confunden de medio a medio. El poderoso no se excita mirando el saldo de su cuenta; lo que le provoca, lo que realmente le fascina es sentir el respeto de sus iguales, el miedo de sus siervos y la feliz idolatría de los bobos.

Mi cliente, a pesar de creerse alguien, no había alcanzado todavía ese nivel, seguía matando por dinero.

Me acerqué hasta Joanic a última hora de la tarde. Conviene resolver estos asuntos cuando el bar está cerrando. Hay menos parroquianos y las probabilidades de que se generen imprevistos son más reducidas. Merodeé por los alrededores hasta que se presentó una situación favorable.

—¿Jefe, me da tiempo a tomar una Coca-Cola?

Me gusta la Coca-Cola. La boca se me seca cada vez que tengo que matar a un hombre. La Coca-Cola me ayuda a pronunciar unas últimas palabras ingeniosas antes de enviarlo al otro mundo.

Mi víctima asintió. Mientras me acodaba en la barra acaricié el arma que llevaba en la chaqueta. El hombre se acercó con la botella en la mano. Se notaba que era un camarero torpe y poco instruido. En lugar de servirla encima de la barra lo hizo debajo, junto al fregadero. Luego me la puso delante de las narices. No pedí el libro de reclamaciones, total, para lo que le quedaba en el negocio.

Miré fugazmente a mi alrededor. Tan solo dos clientes: uno jugando a la máquina tragaperras y el otro embobado con la tele. Perfecto. Era el momento. Empecé a sacar la pistola cuando, de repente, una vocecilla infantil apareció de detrás de la barra. Primero fue la vocecilla y luego un cuerpo enclenque y gracioso de cinco años aproximadamente. Se detuvo ante mí y me observó con detenimiento. Dejé la pistola en su sitio.

—¿Tú eres del Madrid o del Barça? —traía una pelota en los brazos.

Mi víctima sonrió al otro lado de la barra.

—Andreu, deja en paz al señor.

Hice un gesto amable para dar a entender que no me molestaba.

—A mí no me gusta el fútbol, Andreu. A mí me gustan las carreras de caballos.

El niño abrió muy grandes sus ojos redondos. Dejó caer la pelota, que fue rodando hasta acabar debajo de una mesa.

—Yo he visto unos caballos que hay al lado de mi cole —me explicó—, son así de grandes- y elevó su manita por encima de la cabeza.

Sonreí. Di un pequeño sorbo a la Coca-Cola. Aquello estaba tomando un mal rumbo. La ternura de Andreu empezaba a debilitarme.

—¿Y dónde está tu cole? —Quise saber.

—Allí lejos —y ahora su mano señaló el horizonte.

—En Hospitalet —se apresuró a informarle el padre—, tu cole está en Hospitalet.

—En Hospitalet —me explicó con una seguridad recién estrenada.

Agarré el vaso y lo vacié de un trago. Las burbujas me explotaron en el cerebro. Aquel trabajo se había terminado. Yo no mato si hay niños delante. Tenía que salir de allí. Andreu no dejaba de escrutarme con sus ojos vivísimos y yo me estaba derrumbando por momentos. Posé en el mostrador un billete de cinco euros y no esperé la vuelta. Al incorporarme di un traspiés.

—¿Ya se va? —preguntó Andreu.

Apenas asentí. El niño y su inocencia me habían vencido. Vi que elevaba hacia mí sus brazos tiernos.

—Un beso antes de irse —dijo.

Quise agacharme. Deseaba más que nada en el mundo alcanzar con mis labios la mejilla rojiza de Andreu, pero su figura infantil se alejaba dejando paso a una extraña niebla.

Caí de bruces. Todo era confuso. No podía moverme. Desde un lugar lejano escuché el descenso de una persiana metálica. Luego la presencia redonda y fría del cañón en la nuca. Y la voz del camarero.

—Te estábamos esperando. Aparta, Andreu, vamos a darle su merecido al tonto de la Coca-Cola.



Uno cortito de Alejandro Pedregosa que he leído hoy en el periódico, de él tenemos reseñada Un mal paso, que también está comentada por Valadares: aquí


Maia
Maia
Moderador
Moderador

Mensajes : 32552
Fecha de inscripción : 06/05/2010
Localización : 20 Tauri / HD 23408 / HR 1149

Volver arriba Ir abajo

Los ojos de Andreu, Alejandro Pedregosa Empty Re: Los ojos de Andreu, Alejandro Pedregosa

Mensaje  Joseiera el Dom Ago 25, 2013 6:26 pm

Risa Risa Risa Risa 

Muy bueno, mola. El tonto de la Coca-cola... Twisted Evil 


No se te escapa nada Maia, siempre lo digo... OK Aplauso
Joseiera
Joseiera
Bibliotecario
Bibliotecario

Mensajes : 9292
Fecha de inscripción : 19/02/2010
Localización : En mi Asturias patria querida

Volver arriba Ir abajo

Los ojos de Andreu, Alejandro Pedregosa Empty Re: Los ojos de Andreu, Alejandro Pedregosa

Mensaje  pepi el Dom Ago 25, 2013 6:59 pm

Muy bueno, gracias Maia Aplauso Aplauso Aplauso 
pepi
pepi
Bibliotecario
Bibliotecario

Mensajes : 19347
Fecha de inscripción : 28/04/2010
Edad : 53

Volver arriba Ir abajo

Los ojos de Andreu, Alejandro Pedregosa Empty Re: Los ojos de Andreu, Alejandro Pedregosa

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.